Google+ Badge

Saturday, April 27, 2013

Jinetes del apocalípsis IX



Desde la antiguedad se han presentado los mismos cuatro puntos cardenales contra la existencia de los dioses: La duda razonable, la falta de evidencia empírica, las revelaciones inconsistentes y el problema del mal. Cada uno de estos puntos cardenales corresponde a un movimiento moderno que le favorece: el librepensamiento, el escepticismo, el secularismo y el humanismo, respectivamente. En una serie recientes de cuatro entradas presenté a los jinetes del apocalípsis presocráticosgriegos romanos, y animistasmuselmanes y renacentistas y de la Ilustración y del Romanticismo. Aquí presento a los jinetes del Siglo XIX.


Para el humanista, el problema del mal no es ningún misterio. Dios no es ni cruel ni débil. No existe. El humanista considera el fatalismo religioso una falta de valor.


El librepensador favorece la duda razonable porque rechaza las ideas ajenas de lo sacrado. Insiste en que las ideas se defiendan según sus méritos. La carga de evidencia le corresponde a la religión.



El secularista nota las revelaciones inconsistentes. Cada creyente ejerce su razonamiento para resolver las contradicciones, así que no tiene sentido empezar con un texto problemático.




El escéptico nota la falta de evidencia empírica. El creyente define sus dioses como más allá de la evidencia, pero el escéptico rechaza el razonamiento circular.


En la próxima entrada--la última de la serie--presentaré a los jinetes del Siglo XX.

No comments:

Post a Comment